INICIO
  Contacto

 
Inicio     Acerca de     Servicios     Homeopatía     Terapias     Productos     Laboratorio
   
Homeopatía
Untitled Document
 

 

 

Células madre hematopoyéticas

Pastillas

 

Concepto de enfermedad para la homeopatía


La enfermedad para la homeopatía es una estado no natural del hombre que se forma por la aparición y agrupación en secuencia, de síntomas y signos, que se manifiestan por un desarreglo orgánico y mental, con tendencia a la disfunción y el sufrimiento, como producto de la fuerza vital desarmonizada en su esfuerzo a adaptarnos a ese nuevo estado y devolvernos la salud, como respuesta de ella a hechos contrarios a las leyes naturales de la vida.

El síntoma es una manifestación de nuestro ser, inducida y dirigida por LA FUERZA VITAL en su labor incansable de conservarnos; es la actividad de ella que se presenta como una alteración funcional del SOMA y de la actividad del PSIQUE. La conducta anormal primero la presenta LA FUERZA VITAL secundariamente la PSIQUE y el SOMA .

La homeopatía clasifica los síntomas de la siguiente manera:

  1. Generales
  2. Comunes
  3. Particulares

El homeópata respeta,vigila,observa y secunda toda las manifestaciones de LA FUERZA VITAL, porque sabe que sólo ella conoce los mecanismos naturales para nuestra buena salud.

Homeopatía Silicea Botellas de homeopatía

 

Clasificación de las enfermedades

Hahnemann clasifica las enfermedades de la siguente manera:

1) A las producidas por los hechos nocivos tales como la intoxicacion, traumatismos etc.

2) En enfermedades dinámicas; las que son producidas como consecuencia de la fuerza vital desarmonizada, a las que llama con el nombre de MIASMA. Los MIASMAS los divide a su vez en agudos y crónicos. Y a los MIASMAS crónicos los divide:

A)MIASMA PSÓRICO
B)MIASMA SIFILÍTICO
C)MIASMA SICÓSICO.

Se define como MIASMA, al estado de existencia anormal, resulatante de la acción de la fuerza vital desarmonizada; que claudica lentamente, pero que le permite al hombre seguir persistiendo a pesar del desequilibrio provocado por la trasgresión inicial; aun estado formado por una serie de síntomas y signos que lo van conservando y adaptando, y que lo llevan a veces poco a poco a la salud.

Determina que el MIASMA agudo permanece en el hombre sólo un determinado número de días y que los síntomas locales y generales, desaparecen por sí solos, por la acción libre de la fuerza vital que los crea, acabándose así la enfermedad, ya sea por la ayuda del medicamento (SIMILIA, SIMILIBUS CURENTUR) o por sí sola (NATURA, MORBORUM, MEDICATRIX). Considera al MIASMA crónico como al estado provocado por la acción de los síntomas en forma constante, latente, progresiva y viciosa y en el que jamás este estado abandona al organismo, ni en totalidad ni en parte del curso de su vida. Piensa que el MIASMA crónico es el resultado de una fuerte desarmonía de la fuerza vital, que busca compensarse adquiriendo un nuevo equilibrio estático, diferente al anterior pero patológico. La fuerza vital en su nuevo equilibro patólogico se encuentra con menos resistencia al cambio y por consiguiente tiene mas posibilidades de ser agravada por factores de menor intensidad.

Determina que la causa que origina a los MIASMAS agudos, son resultado de la ejecución de hechos que no van de acuerdo a las leyes de nuestra naturaleza, o como respuesta a no adaptación dinámica, integral y simultánea a ella del organismo en un momento dado. Cuando a estos estados (MIASMAS AGUDOS), se les trata inadecuadamente, o sea cuando se trata de suprimir la sintomatología, o bien cuando se practican por el hombre medios agresivos para su cuerpo y mente, tales como el alcohol ,el abuso de estupefacientes, régimenes alimenticios entre otros, o por experimentar bajas pasiones como la ira, la gula, la lujuria, la envidia, se crea un estado resultante de estas acciones a los que llamó MIASMAS CRÓNICOS.

El homeópata considera la manifestación cutánea (PSORA) como el primer mecanismo de defensa de nuestro organismo, en su afán de localizar una afección, en la parte mas alejada y externa de nuestro ser. Piensa que la condición primordial para que se manifieste cualquier enfermedad, el PSORA. Este miasma a su vez favorece a que se presente en el hombre los otros dos MIASMAS cronicos: El SIFILÍTICO y EL SICÓSICO.

El MIASMA SIFILÍTICO se localiza en sujetos con MIASMA SICÓSICO y es consecuencia de la supresión no natural de la úlcera chancrosa; este estado puede adquirirse activamente por contagio o poseerse desde el nacimiento por herencia. Sus manifestaciones básicas en el hombre son: la disfunción glandular, tendencias destructivas con secreciones sanguiñolentas; el individuo es agresivo, depresivo, con ideas de suicidio, psicosis maníaco depresivas, esquizofrenia etc. Las funciones de nutrición y reproducción seran difíciles y perturbadas.

El MIASMA SICÓSICO fue concebido por Hahnemann como una infiltración miasmática debida a la supresión del escurrimiento uretral blenorragico.

Su tendencia es en el hombre francamente proliferantíva e hiperplásica. Produce en el organismo hiperfunción, proliferación y tisular con secreciones purulentas.

Es un enfermo extrovertido, agitado, inquieto, vilolento, ambicioso, alegre, bondadoso y sumamente social, inconstante y emotivo.

Tendencia al hiper en las funciones de crecimiento, nutrición y reproducción.

Este estado también puede solo presentarse en un sujeto con MIASMA SÓRICO y puede adquirirse activamente por contagio o tenerse desde el nacimiento. Los estigmas SIFILÍTICO y SICÓSICO no pueden existir solos si no siempre combindados con la PSORA.

Pueden existir al mismo tiempo los tres MIASMAS crónicos en un solo individuo, dando lugar a una infinita gama de variantes en las manifestaciones sintomatológicas de cada sujeto.

Continúa: La curación

 

 

   

 

       
Dirección y contacto
Buzón de sugerenciasBuzón de Sugerencias
Ayúdanos a mejorar dejando tus comentarios y sugerencias acerca de nuestros servicios aquí.

Twitter

Encuéntranos en Facebook. Sé parte de nuestra comunidad ;) Facebook

Mesai Ermita Mesai Portales
Teléfonos

(0155) 5539 0415
(0155) 5539 0394
(0155) 5674 4872
Teléfonos (0155) 5604 6560
(0155) 5604 1256
Dirección Fernando Anaya Monroy no. 159,
Colonia Prado Ermita,
Entre Churubusco y
Del. Benito Juárez,
C.P. 03590. México, DF.
Dirección Av. Popocatéptl no. 168,
(Eje 8 Sur), Col. Portales Sur,
Entre Sevilla y Saratoga,
Del. Benito Juárez,
C.P. 03300. México, DF.
 
Encontrar dirección en GoogleMaps   Croquis
Ir Google   Ver Croquis
 
Encontrar dirección en GoogleMaps   Croquis
Ir Google   Ver Croquis